A si soy Yo

Me dijiste ¡Te quiero!
No, escuché tus palabras,
más yo sabia que su tono,
era de amor muy…

Tu al ver mi indiferencia,
exclamaste: ¡Eres el primero,
que rehúsa mi cariño,
y yo de verdad lo quiero!

Me trataste de poco hombre,
por no tocarte y amarte,
de mi pensaste mil cosas
en tu ambición delirante,
porque el hombre que querías,
de ti, no se hizo amante.

Hablaste sin recato
mil palabras difaman-tes,
más yo no te puedo dar
el cariño que me pides,
pues infiel jamás seré
para esa santa mujer,
que un día al altar lleve.


1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar